• basilica de moron

    Una vuelta por Museo de la Basílica de Morón Argentina

    Los pueblos de la provincia de Buenos Aires, en la República Argentina, comenzarían a formarse en las primeras décadas del siglo XVII a partir de tres posibilidades: un fortín, una estación de ferrocarril o una capilla. Precisamente éste es el caso de la hoy populosa ciudad de Morón, con sus más de 360.000 habitantes, a unos 20 Km. de Buenos Aires, capital del país: el pueblo comenzó con la instalación en 1636 de una capilla dedicada a la Virgen de Loreto, muy cerca de donde se halla la actual Basílica y Catedral que, una vez por mes, abre sus puertas al público para contar su fantástica historia.
    Museo de la Catedral Basílica de Morón

    Morón fue la primera posta del país, como se denominaba en tiempos de la Colonia, los lugares en los que se podían recuperar fuerzas y cambiar los caballos antes de continuar recorriendo las largas y desoladas rutas primitivas. Desde aquellos lejanos tiempos hasta hoy, su Basílica y Catedral ha sido testigo y protagonista de la historia del pueblo. La visita guiada comienza en el atrio, con explicaciones acerca de la particular arquitectura de este edificio que es el tercer templo construido en el lugar, con su estilo neoclásico y sus columnas corintias. Continúa en el pequeño oratorio, que señala una de las características únicas de esta catedral: tanto el oratorio como el templo están dedicados a Nuestra Señora del Buen Viaje, protectora de quienes afrontaban los largos caminos.

    Hay muchísimo para aprender acerca de la historia del templo y la ciudad; por ejemplo, saber que en el pequeño jardín se encontraba el primer cementerio de la localidad; que la decoración de las arcadas del techo tiene motivos alusivos al Viejo y Nuevo testamentos, incluida una inscripción en hebreo que significa “Soy el que Soy”, o que las dos torres de la iglesia (la Torre del Reloj y la Torre Campanario) son diferentes… ¡sólo porque nadie se dio cuenta de ese detalle!

    El recorrido incluye el descenso al sótano, construido en 1897, y una excavación a 6 metros de profundidad que revela los secretos de un antiguo aljibe, y el ascenso a las torres con toque de campanas y todo, para finalizar en el espectacular órgano a pedal de triple teclado, que debió atravesar una larga historia de contratiempos e inconvenientes antes de instalarse definitivamente; fue construido por la casa Walker de Alemania alrededor de 1914 pero recién se inauguró en 1921.

    El pequeño Museo fue inaugurado en 1998 y consta de tres salas, en las que se exhiben entre otros objetos, antiguos elementos de la Iglesia que fueron recuperados de distintas instituciones, los registros de nacimientos, casamientos, bautismos y fallecimientos desde 1769 hasta mediados del siglo XIX, estandartes de cofradías y elementos del culto. Allí se puede ver, por ejemplo, el primer escudo de la ciudad, que en vez de espigas de trigo lucía una cabeza de carnero, haciendo honor a la antigua tradición lanera de la región.

    Información práctica

    Ubicación: Basílica de Morón, Buen Viaje y Belgrano.
    Cómo llegar: en tu propio automóvil o con transporte público, por la Avenida Rivadavia hasta la ciudad de Morón; se encuentra frente a la plaza principal, a 200 metros de la estación del ferrocarril. En tren, abordando el Ferrocarril Sarmiento en la estación central ubicada en la intersección de las avenidas Bartolomé Mitre y Pueyrredón de la ciudad de Buenos Aires y descendiendo en la estación Morón.
    Visitas guiadas: Segundo domingo de cada mes a las 15 hs., de marzo a octubre; en noviembre se realiza por la noche coincidiendo con la Noche de los Museos de la ciudad de Buenos Aires.



Comments


  • Leave a comment